Sí, eso, una ruptura. Un “te dejo”, un “adiós”. Un “nunca más”, un “para siempre no”, “un para siempre igual… pero no contigo”, un “yo sí, pero tú no”. Una mierda, vamos. Muy grande y color mierda, y que además está por todas partes. Que te dejen es una mierda (¿había dicho ya mierda?).

Emoji mierda

Una mierda con ojos pa ti

El que espere optimismo, que se vaya, porque hoy aquí no vendo de eso. No hace falta ni optimismo, ni ánimos, ni máscaras, ni pinturas, ni mierdas (y dale con la mierda); hace falta realidad. Y la realidad ahora mismo es que la mitad de tu mundo te falta, la otra te duele y todo lo demás son espejos que te recuerdan la falta o el dolor. Un planazo.

Conste que yo estoy bien, pero hay otros que no y yo estoy muy lejos como para cumplir de amigo.

Así que cielo, sécate esas lágrimas, tómate un zumito, métete en la ducha y ponte el agua bien caliente, que eso siempre sienta bien. Ahora coge ese café y ponte bajo la manta, que ha llegado Bor a darte un rato más la brasa.

21/01/2014
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Estoy a media hora de cumplir 26 años como 26 lunas. Sí, ya sé lo que estáis pensando, y os doy la razón. ¡Estoy hecho un chaval! Eso y que cómo lo hago para estar cada año más sexy. La verdad es que yo tampoco lo sé. ¿Será el café? Es que mirad qué cutis:

Bor mofletudo

Terso y reluciente

Año que pasa, año que te lo planteas. Que si qué rápido pasa el tiempo, que si qué estoy haciendo con mi vida, que si yo con 18 tenía el culo más prieto, que si estas entradas ya son abonos de temporada, que si mira tú que yo cumplo años y de la vida yo sigo sin saber nada… Crisis existencial que a veces llega al punto de fingir que tú naciste un 29 de febrero y que eres muy estricto con eso de las fechas porque pasas de celebrarlo y de tener que andar dándote cuenta de todo eso que te falta por hacer.

He estado a punto de escribir el típico “26 cosas que hacer antes de cumplir 26” basado en mi dilatada experiencia vital, pero… no. Mejor que hacer, vamos a deshacer. Mejor que aprender, vamos a desaprender. Ha llegado el momento de cambiar el chip; ha llegado el momento de romper cosas.

Me encanta romper cosas, es lo que más mola de las mudanzas y las crisis existenciales. De esos momentos de “¡a la mierda mi viejo yo! ¡Este año me reinvento!” Romper las fotos de tu ex, tirar los pantalones que te hacen el culo gordo y quemar los apuntes de Cálcul… ¡ESPERA QUE ESA TODAVÍA NO LA HAS APROBADO MELÓN! En definitiva, deshacerte de todo lo que pesa para ir más ligero y hacerle hueco a todo lo bueno que todavía está por llegar. ¿Venís?

13/01/2014
0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Empecé 2013 volando. Mientras todos festejaban, yo cruzaba el charco de vuelta preparando los sentidos para aterrizar en un nuevo año. El primer beso fue robado, el primer orgasmo, regalado. La primera canción nos quedó bien bonita y lo primero que escribí no sé si fue borracho.

Dedos paseando

31/12/2013
0 Facebook Twitter Google + Pinterest